Por Daniel Manoukian
Fecha: 2021-09-13 19:37:48 hs
Todos

Néstor Perrone

(1930 – 2021)

 

Mg. Daniel esteban Manoukian

 

 

“En Salud Pública todo lo que se hace 

requiere del esfuerzo colaborativo de muchos.”

Néstor Perrone

 

El 12 de septiembre falleció el Dr. Néstor Perrone, uno de los artífices del “Plan de Salud” de Neuquén. En Historia para armar (Conversaciones con un sanitarista), un libro que Olga Pisani propuso conversando con Néstor Perrone entre octubre de 2008 y principios del 2009,la autora plantea que “a veces bajo la hegemonía del dato, la reflexión académica y científica olvida que detrás (o delante?) del campo de la salud pública y de su cada vez mayor complejidad, hay hombres y mujeres para quienes la salud es un bien escaso”. 

 

Pisani recupera una expresión que Perrone repetía, "no nos olvidemos que detrás de todo esto, hay gente". Y esa “gente” incluye, sin duda, a aquellos que desde diferentes espacios y roles, han hecho del proceso de salud/enfermedad/cuidado su razón de ser desde lo laboral, lo académico y hasta desde lo político. Son los agentes que con su accionar cotidiano operan sobre el campo, sobre su accesibilidad, su eficacia, su equidad. Son aquellos obreros pocos visibles que contribuyen a la construcción de Salud Colectiva, desde lugares pocas veces reconocidos por el resto de las personas que requerimos del acceso al derecho a la salud.

 

Perrone decía que “en Salud Pública todo lo que se hace requiere del esfuerzo colaborativo de muchos.”Sin dudas Néstor Perrone, fue uno de esos trabajadores de salud, que con modestia y humildad, aportó desde esos lugares, pocas veces valorados, a esa construcción.

 

Néstor Perrone se graduó de médico en 1954 en la UBA y en 1956 se doctoró en la misma universidad con Diploma de Honor. Ese brillante estudiante y novel profesional obtuvo la medalla de oro por la tesis en su especialidad de ginecología. Sin embargo, en 1960 se convierte en médico rural, primero en Valcheta (Río Negro) y luego en el corazón de la línea sur de Río Negro, estableciéndose en Los Menucoshasta 1968. El hospital de esa localidad lleva su nombre, en homenaje a su aporte y al cariño cosechado en esos años.

 

En 1968 cursó la Diplomatura en Salud Pública, en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Buenos Aires. Volvió a Viedma convocado por el Ministerio de Salud de la Nación para trabajar en la Coordinación Regional del Comahue. Desde ese lugar coordinó un curso desconcentrado de Salud Pública para formar a los profesionales de la región. Por allí pasaron entre otros, Antonio Juan Luis García, Fausto Pelayes, Alberto González y Aldo Maulú, todos ellos provenientes de Neuquén.

 

Hacia 1969 el dictador Juan Carlos Onganía, decidió convocar a caracterizados caudillos provinciales a conducir algunas provincias. En Neuquén asumió el cargo de gobernador Felipe Sapag, quien antes había sido gobernador por mandato constitucional entre 1963 y 1966.  A instancias de su Ministro de Bienestar Social, el Dr. Alberto del Vás, Sapag convocó al Dr. Néstor Perrone y a la Dra. Elsa Moreno para sentar las bases de lo que sería el sistema público provincial de salud de Neuquén. Elsa Moreno recordó que “como él (por Néstor Perrone) era el más "diplomático y simpático" decidimos que el atendiera los requerimientos políticos (que no fueron pocos) y yo tendría a mi cargo la atención del Plan y las visitas a los servicios.

 

La gestión de Néstor Perrone en la Subsecretaría de Salud se extendió apenas por dos años, pero en ellos se establecieron los cimientos y la estructura de lo que ya, para el fin de la década de 1970, estaba reconocido como un modelo de organización de los servicios de salud en el país e inclusive fuera de sus fronteras. 

 

Empleando el modelo de planificación normativa propiciado por la OPS aplicando el modelo CENDES/OPS, a partir de un exhaustivo análisis de situación, propusieron una serie de acciones coordinadas que se plasmó en una "Programación de Actividades para los Servicios de Atención Médica".

 

La conducción central con descentralización operativa, la zonificación y la red de establecimientos ordenados por complejidad creciente, con fuerte inversión en infraestructura y equipamiento, la incorporación de trabajadores, con régimen de dedicación exclusiva para profesionales y la formación de enfermeras, agentes sanitarios y médicos residentes en medicina general, produjeron resultados impactantes en muy poco tiempo.

 

Néstor Perrone estuvo poco tiempo en Neuquén, solo dos años. Sin embargo, la impronta de su desempeño como conductor y organizador del sistema trascendió, y mucho, ese lapso. Perrone, al decir de muchos de sus compañeros de ruta, reunía liderazgo y autoridad técnica y personal sin excluir la cordialidad y calidez en el trato. Era un docente en servicio con los equipos que coordinaba y con las autoridades del gobierno, además de haber tenido la capacidad de consolidar a Salud en la agenda política, instalar el proyecto y generar espacios y recursos provinciales y nacionales para garantizar su desarrollo. 

 

Sus compañeros sostienen que era un conductor con capacidad de delegar respetando rigurosamente la autoridad y exigiendo responsabilidad, que se destacaba por su capacidad para organizar, coordinar equipos y supervisarlos. Néstor Perrone dejó la Subsecretaría de Salud de Neuquén en 1972, pero nunca abandonó su relación con Neuquén. Fue uno de los gestores de la mística neuquina que impregnó el sistema de salud del comienzo del “Plan de Salud” que cumplidos ya cinco lustros, perdura en la memoria colectiva. 

 

El pueblo de Neuquén siempre le estará agradecido a este grande la Salud Pública nacional. Los trabajadores de salud podemos contar también con Néstor Perrone como una de esas referencias y un ejemplo, siempre necesarias para perseverar en la conquista de Salud Colectiva.

 

Chos Malal, Neuquén, 13 de septiembre de 2021